Kuro-tamago (黒卵)

OWAKUDANI se encuentra en la ciudad montañosa de Hakone. Se puede tomar un teleférico hasta las aguas termales o caminar por el sendero de 1 km. En días despejados, cualquiera de las rutas ofrece vistas espectaculares del Fuji.

Una vez que se alcanzan los manantiales puesde comprar kuro-tamago o huevos negros.  Son huevos de gallina ordinarios, pero la cáscara se vuelve negra debido a que se hierven en el manantial de azufre caliente. La tradición local sostiene que por cada huevo negro que se come, se agregan siete años a la vida. Sin embargo, algunos dicen que no se recomienda comer más de dos.

Los lugareños a veces se refieren al valle como «El Valle de la Muerte». Hace unos 3000 años, el monte Hakone entró en erupción dejando el cráter lleno de aguas termales. A lo largo del camino hacia el vendedor de huevos hay géiseres sulfúricos activos, que a veces pueden ser peligrosos. La zona es propensa a deslizamientos de tierra debido a la constante actividad volcánica. En condiciones potencialmente inseguras, los pasillos que conducen a los manantiales de ebullición de huevos pueden estar cerrados.

Por Angela Cano

Profesora, devoradora de libros, dog lover, deseando viajar siempre que pueda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *